MTV se cerrará si el Gobierno recorta los canales de TDT

lunes, 17 de junio de 2013
Campo Vidal ha hecho estas manifestaciones durante su participación en un desayuno informativo en el que ha analizado la situación actual del sector audiovisual en España y ha puesto de manifiesto las "incertidumbres" que, en su opinión, se deben despejar para que "el sector sea más seguro y más transparente". Entre ellas ha destacado las dudas que genera en los operadores de televisiones privadas la forma en que el Gobierno va a ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo sobre la distribución de los canales de la TDT, que se hizo sin mediar concurso durante el anterior Ejecutivo, y que ahora puede suponer la desaparición de algunos de ellos. "Pensamos que lo deseable sería encontrar una fórmula para no alterar de nuevo el mapa de la comunicación y dejar las concesiones como están, sobre todo para quienes las utilizan, no para quienes las alquilan", ha afirmado Campo Vidal. En este sentido, el presidente de la ATV ha citado el caso del canal 13TV, que, "a pesar de su esfuerzo inversor en tiempos adversos, no cuenta con una licencia", una realidad "muy chocante" que, a juicio de Campo Vidal, el Gobierno debería atender. Y sobre todo, ha precisado, cuando otras empresas que están fuera del mercado televisivo porque no emiten canales propios, disponen de licencias para alquilar a otros operadores -la mayoría extranjeros-, a los que "no se exige siquiera ni un mínimo esfuerzo inversor en programación propia de este país". "No hay que sepamos en el mundo un caso similar de facilidad de penetración televisiva sin contraprestación alguna", ha dicho el presidente de la ATV, que ha recalcado que no se oponen a la presencia de nadie, pero sí piden al Gobierno que exija una "contribución" al desarrollo del sector audiovisual nacional "de cualquier presencia de emisoras televisiva en España". Durante su intervención, Campo Vidal ha alertado de la etapa "compleja y de incertidumbre sin precedentes" que vive el sector audiovisual y que, a su juicio, supone la crisis más seria desde que, en 1956, comenzó la televisión en España, cuya inversión publicitaria supone un 60 por ciento menos desde 2008. Tras recordar que durante esta crisis económica alrededor de 10.000 periodistas han perdido su puesto de trabajo, Campo Vidal se ha referido a las dudas sobre el futuro de RTVE. En este sentido, ha criticado la "decisión drástica del Gobierno de Zapatero" de suprimir la publicidad de TVE "de un día para otro, sin garantizar un modelo de financiación alternativo". "No podemos perder esa televisión publica", ha opinado Campo Vidal al recordar la "conmoción" que ha supuesto el cierre de la radiotelevisión griega anunciado hace dos días. Ha subrayado la importancia de la sentencia que debe dictar el Tribunal de Justicia de la UE sobre los modelos de financiación de algunas televisiones públicas europeas, entre ellos el español, porque "están en juego unos 250 millones de euros" que se recaudan de la tasa que se cobra a las operadores de telecomunicaciones.

Las televisiones piden al Gobierno que no cambie los canales de TDT,Empresas de Telecomunicaciones, medios y tecnología. Expansión.com
Campo Vidal ha hecho estas manifestaciones durante su participación en un desayuno informativo en el que ha analizado la situación actual del sector audiovisual en España y ha puesto de manifiesto las "incertidumbres" que, en su opinión, se deben despejar para que "el sector sea más seguro y más transparente". Entre ellas ha destacado las dudas que genera en los operadores de televisiones privadas la forma en que el Gobierno va a ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo sobre la distribución de los canales de la TDT, que se hizo sin mediar concurso durante el anterior Ejecutivo, y que ahora puede suponer la desaparición de algunos de ellos. "Pensamos que lo deseable sería encontrar una fórmula para no alterar de nuevo el mapa de la comunicación y dejar las concesiones como están, sobre todo para quienes las utilizan, no para quienes las alquilan", ha afirmado Campo Vidal. En este sentido, el presidente de la ATV ha citado el caso del canal 13TV, que, "a pesar de su esfuerzo inversor en tiempos adversos, no cuenta con una licencia", una realidad "muy chocante" que, a juicio de Campo Vidal, el Gobierno debería atender. Y sobre todo, ha precisado, cuando otras empresas que están fuera del mercado televisivo porque no emiten canales propios, disponen de licencias para alquilar a otros operadores -la mayoría extranjeros-, a los que "no se exige siquiera ni un mínimo esfuerzo inversor en programación propia de este país". "No hay que sepamos en el mundo un caso similar de facilidad de penetración televisiva sin contraprestación alguna", ha dicho el presidente de la ATV, que ha recalcado que no se oponen a la presencia de nadie, pero sí piden al Gobierno que exija una "contribución" al desarrollo del sector audiovisual nacional "de cualquier presencia de emisoras televisiva en España". Durante su intervención, Campo Vidal ha alertado de la etapa "compleja y de incertidumbre sin precedentes" que vive el sector audiovisual y que, a su juicio, supone la crisis más seria desde que, en 1956, comenzó la televisión en España, cuya inversión publicitaria supone un 60 por ciento menos desde 2008. Tras recordar que durante esta crisis económica alrededor de 10.000 periodistas han perdido su puesto de trabajo, Campo Vidal se ha referido a las dudas sobre el futuro de RTVE. En este sentido, ha criticado la "decisión drástica del Gobierno de Zapatero" de suprimir la publicidad de TVE "de un día para otro, sin garantizar un modelo de financiación alternativo". "No podemos perder esa televisión publica", ha opinado Campo Vidal al recordar la "conmoción" que ha supuesto el cierre de la radiotelevisión griega anunciado hace dos días. Ha subrayado la importancia de la sentencia que debe dictar el Tribunal de Justicia de la UE sobre los modelos de financiación de algunas televisiones públicas europeas, entre ellos el español, porque "están en juego unos 250 millones de euros" que se recaudan de la tasa que se cobra a las operadores de telecomunicaciones.

Las televisiones piden al Gobierno que no cambie los canales de TDT,Empresas de Telecomunicaciones, medios y tecnología. Expansión.com

La sentencia del alto tribunal afecta también de manera especial a Viacom. La multinacional americana dispone en España de dos canales, que emiten a través de la licencia de Net TV. En la compañía, por tanto, están muy pendientes a la decisión que se pueda tomar en Moncloa.

La situación es la siguiente: si el Gobierno aplica la decisión del Supremo, Net TV, la compañía liderada por Vocento, deberá desprenderse de dos de los cuatro canales de los que dispone. Uno será Intereconomía, que ya está buscando soluciones alternativas, y otro, uno de Viacom.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, los directivos de la multinacional americana ya han comunicado a Vocento que, en ese caso, prescindirán de MTV. En la sede del grupo dirigido por Luis Enríquez ya han recibido esta información.

El motivo que ha llevado a los máximos responsables de Viacom a tomar esta decisión es que MTV es el canal “caro”. Dispone de programas de producción propia, como ‘Alaska y Mario’ o ‘Gandía Shore’, que elevan el coste de la parrilla. Debido a la crisis publicitaria, el canal no les es rentable, según los datos de los que disponen.

Su otro canal, en cambio, es más barato y, por tanto, rentable. Paramount, en efecto, emite películas que le reportan un ‘share’ fijo a Viacom.

Por tanto, tal y como ha comentando algún directivo de Viacom recientemente, el canal MTV podría desaparecer de España en los próximos meses.

Tanto en Viacom, como en otras majors americanas que operan en España, la sensación es de malestar con las decisiones gubernamentales y judiciales. Algún directivo de estas empresas transnacionales ha comentado que el nuestro es el único país del mundo donde se toma una decisión que al cabo del tiempo es anulada por un tribunal o por otro Gobierno.

Fuente: ECDMedios

Bookmark and Share
Comentarios
Sólo los usuarios registrados pueden dejar comentarios.
Tí­tulo del comentario:
Comentario: